22.6.11

Cupcakes con bizcocho de frutas del bosque, casi swiss meringue o chocolate!



El otro día, después del fracaso de los macarons, me puse a hacer cupcakes, así de paso estrenaba los moldes de silicona que me compré el otro día!! Para el bizcocho se me ocurrió ponerle mermelada de frutos del bosque, que a mi hermana le gusta mucho,  así que ahí va:





Ingredientes para el bizcocho (6-8 cupcakes):
  • 70 gr de mermelada de frutos del bosque.
  • 30 gr de mantequilla.
  • 80 gr de azúcar.
  • 130 gr de harina bizcochona (o 120 gr de harina y 10 gr de levadura).
  • 1 huevo.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.





Elaboración del bizcocho:


Precalentamos el horno a unos 180º C. Preparamos las bandejas para cupcakes con las cápsulas.



Derretimos la mantequilla en el microondas o en un cazo y retiramos del fuego. Mezclamos el huevo con el azúcar, y cuando esté cremoso, lo mezclamos con la mantequilla y la vainilla. Añadimos la harina tamizada y mezclamos, y a continuación añadimos la mermelada. Cuando todo esté bien mezclado, lo repartimos entre las cápsulas y lo metemos en el horno unos 25 minutos aproximadamente. 






Cuando ya están hechos, los sacamos y los dejamos reposar en la bandeja unos 5 minutos, antes de traspasarlos a una rejilla para que se enfríen.






Para decorarlos, me decidí por el swiss meringue.

Ingredientes:
  • 4 claras de huevo (mejor si son pasteurizadas).
  • 340 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 220 gr de azúcar blanco.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.





Elaboración:

Calentamos las claras al baño maría con el azúcar, removiendo hasta que esté disuelta. La tenemos unos 5 minutos a fuego medio y la pasamos a la batidora. Montamos la mezcla a punto de nieve.

Añadimos la mantequilla (a temperatura ambiente) a trocitos  cuando la mezcla anterior no esté caliente (para que no derrita la mantequilla) mientras vamos batiendo a velocidad medida. Añadimos también la esencia de vainilla y seguimos batiendo. pasados unos minutos, ¡listo!




Pues bien, cuando ya tenía el swiss meringue casi listo ( me faltaba añadir un poco de mantequilla) paré un ratito porque la minipimer iba a prenderse fuego si no lo hacía de lo caliente que estaba, así que la dejé dentro del vaso, apoyados los dos en la pared, y ¿qué pasó? ¡¡que se desestabilizó y volcó el vaso, derramándose todo por la encimeraaaaaaa!! Sí sí sí, 1º no me salen los macarons, y después va y se me derrama el swiss meringue!! Me faltó poco para llorar... así que no se me ocurrió otra cosa más que cubrir algunos cupcakes con el chocolate que había preparado para el relleno de los macarons, y decorarlos con fideos de colores (casi que diría que me gustaron más con el chocolate!).



Mientras yo hacía esto, mi hermana continuo batiendo lo poquito que había quedado en el culo del vaso, y añadió lo que faltaba de la mantequilla. ¡Y el problema se solucionó, aunque no era swiss meringue 100%! (Lo que más conten´ñia era mantquilla y se notaba en su textura, pero sabía a vainilla!)









Esta es mi hermana, que en vez de estudiar para el examen de física del día siguiente prefirió estar mirando lo que hacía, haciendo las fotos a los cupcakes y ayudándome a fregar! jaja




Besitos a todos!

Pd. quedan dos días para mi cumpleañooooos! ajjaj

2 comentarios:

  1. La perfección no existe ;)

    A mí siempre me ocurren desastres culinarios, así que tiene un montón de mérito arreglarlos como lo has hecho tú, y al fin y al cabo, lo que cuenta es que estuvieran buenos, y tu hermana tiene cara de que sí lo estaban :)

    gracias por tu visita!!

    ResponderEliminar
  2. Esa cara frente al cupcake, dice más que mil palabras!!! hehe
    Se ve que tú y tu hermana los han disfrutado como dios manda!!!

    Besitos guapa!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...